Elegí viajar a Sri Lanka porque apenas tenia una semana libre y en 13h podía llegar. Llegué un 31 de Diciembre y me fui directa al Hilton. Normalmente solo cojo el vuelo de ida y vuelta, pero al ser una fecha especial pensé….¿adonde va a haber fiesta de Fin de Año? Así que de cabeza me fui para el Hilton y ¡no defraudó! Me acuerdo que cuando estaba bailando en medio de la pista empezó a caer un diluvio universal…..y….¡seguí bailando descalza!

Como siempre cuando viajo, me voy a las poblaciones rurales. En este caso estuve en una muy pequeña aldea donde la mayoría de sus habitantes viven de las plantaciones del famoso té de Ceilán. Dinu, mi guía, fue un gran descubrimiento. Me cuidó e hizo posible uno de mis mayores deseos en ese país, conocer distendidamente en un improvisado almuerzo a las mujeres de etnia Tamil, recolectoras del famoso té.

Volví a casa con la promesa de volver algún día.

 

 

 

1
Hola,
¿en qué puedo ayudarte?
Powered by